Neptuno, antigua gloria nazarí

  • Neptuno, antigua gloria nazarí
  • Fecha: 20/08/2014

Ya son más de 20 años los que lleva operativo el Centro Comercial Neptuno. Situado en un emplazamiento estratégico, justo al lado de la salida de la autovía y a 5-10 minutos de la Calle Recogidas y Centro, presume de ser el único Centro Comercial y de Ocio de la ciudad, sin contar los del cinturón metropolitano.

 

Los años 90 fueron los años dorados del Centro Comercial. Los pasillos del Neptuno abarrotados de gente, familias paseando por sus instalaciones y de compras, grupos de amigos que quedaban en la fuente del Neptuno para ir a los recreativos o al cine, incluso tomar un aperitivo o cerveza en uno de sus numerosos bares. El Centro Comercial Neptuno era lo mejor de Granada. Era la moda y donde se pasaba el día entero. Era la competencia a los comercios de Calle Mesones y demás calles céntricas de la ciudad.

 

Llegó el año 2000 y todo seguía igual, al menos aparentemente. Durante esos años y hasta el inicio de la crisis descendió algo la afluencia de los clientes, condicionado en parte por la apertura de otros nuevos centros comerciales en la ciudad, más grandes, más modernos y mejor equipados.

 

Llegó la crisis económica en el 2008, y empezaron a verse los primeros carteles en el Neptuno de “liquidación”, “se traspasa” o directamente “se cierra”. Uno a uno los negocios fueron cerrando. Se llegó a hablar incluso de “Centro Comercial Fantasma” debido a la poca clientela que atraía los negocios que pese a la crisis y pérdidas seguían adelante. Lo que daba  “vida” al centro comercial fue cerrando: recreativos, cines, tiendas y negocios de ocio… Si no fuese por la discoteca Mae West, ni siquiera los fantasmas de la Diputación de Granada se atreverían a entrar en el Neptuno.

 

La crisis económica junto a la antigüedad de las instalaciones del centro ha ido acabando con el Neptuno. Los principales diarios de la ciudad han ido anunciando lo que se ya sabía, la muerte esperada. Así Granada Hoy publicaba “Centro Comercial Neptuno: un desierto en medio de la capital”

 

Sin embargo, se prevén cambios. Más que cambios un lavado de imagen. Ante la desolación actual, borrón y cuenta nueva. Y es que ante el déficit de 1,5 millones de euros los gestores se han visto en la obligación de tomar medidas urgentes. El diario granadino Ideal explicaba con detalle en qué consistían dichas medidas y los motivos más evidentes de los gestores.  

 

Esperemos que estas medidas, acompañadas con una mejora generalizada de la economía traiga de vuelta el esplendor de los años 90 al Centro Comercial Neptuno.