Inauguración Club de Cata Granada Delicias

  • Inauguración Club de Cata Granada Delicias
  • Inauguración Club de Cata Granada Delicias
  • Inauguración Club de Cata Granada Delicias
  • Inauguración Club de Cata Granada Delicias
  • Fecha: 21/01/2016

El pasado 21 de enero, tras meses de preparación, por fin vio la luz uno de los proyectos con los que más ilusión trabajamos: El Club de Cata! 

¿Qué es el Club de Cata

Es un club al cual puedes sumarte en el que amantes del vino y gastronomía granadina cada semana tienen la oportunidad de asistir a una cata de una bodega de vino distinta y en un local diferente, para así conocer más a fondo los lugares y productos de la tierra. A medida que avance e club, incluiremos productos tales como aceites, quesos, mermelada... para que destaque por su variedad!

Hablando de la inauguración, hacia las nueve de la noche aproximadamente, Pub Ganivet abrió sus puertas a los invitados, y conforme fueron llegando, el ambiente fue animándose, prometía ser una noche de diez. Cuando ya estábamos todos allí, con el paladar preparado para disfrutar un bueno vino, como el que aportó Bodegas Muñana, tuvimos la suerte de poder aprender un poco más sobre este exquisito producto de la mano de Alicia, toda una experta que nos enseñó a apreciar la explosión de sabores que alberga una copa de vino.


Comenzamos con “Deliro Rosado” un vino joven con toques afrutados, ligero y perfecto para acompañar pescados o pasta. Su aroma era especial, intenso pero a la vez delicado, desde antes de dar el primer sorbo ya puedes empezar a deleitarte.


El segundo fue “Deliro Roble”, un vino tinto elaborado cien por cien con uva merlot. Más intenso que el anterior, su presencia podía percibirse a través de todos los sentidos, desde su arrebatador color granate, hasta su aterciopelada textura en boca. Ideal para carnes rojas y verduras.


Por último, degustamos el clásico "Muñana Rojo", la joya de la bodega. Con matices de frutos rojos y especiados, con un cierto toque ácido al final que le dan una personalidad inconfundible. Es el acompañante perfecto para arroces y quesos curados.


Así, entre risas, olores y sabores llegaron las doce de la noche, dando la fiesta por finalizada. Poco a poco, los invitados fueron desalojando la sala, llevándose una gran experiencia y nunca mejor dicho, quedándose con un buen sabor de boca.